Comidas Para Diabéticos

Sal Y Diabetes: Cómo Reducir El Consumo De Sal Para Diabéticos Tipo 2.

Créalo o no, incluso una pequeña cantidad de sal con la que sazona su comida, hace una gran diferencia.

Dado que las personas consumen mucho más sodio del que necesita, controlarla resulta muy dificil para la mayoria.

El sodio puede ser un problema para cualquier persona, y es aun mayor para las personas con enfermedad renal.

Y para una persona con diabetes tipo 2, no solo es importante… es vital.

El exceso de sal lleva a una larga lista de complicaciones, que van desde la enfermedad cardíaca hasta la hipertensión arterial y accidentes cerebrovasculares.

Además, los diabéticos ya tienen complicaciones de excesiva sed, entonces ¿para qué agregar más sal a la ecuación?

Sal Y Diabetes

La sal de mesa yodada (cloruro de sodio) no es la sal más saludable para el uso culinario.

La sal de mesa ha sido despojada de todos los minerales que contiene la sal marina natural.

La Sal Marina.

|Sal y diabetes|

Estos minerales son los que el cuerpo necesita para regular los niveles de azúcar en la sangre. Los minerales contenidos en la sal marina incluyen:

  • Potasio.
  • Magnesio.
  • Cromo.
  • Hierro.
  • Selenio.
  • Zinc.
  • Cobre.

Aparte de los minerales contenidos en la sal marina, tanto la sal marina como la sal regular se componen de dos elementos, el sodio y el cloruro.

Como Reducir El Consumo De Sal.

|Sal y diabetes|

Al cocinar, es recomendable mantenerse alejado de los alimentos que requieran mucha sal para su preparación.

El problema es que muchos alimentos requieren sal en su preparación y luego se agrega mas sal cuando se coloca en su plato.

Se ha convertido en un hábito agregar mas sal a los alimentos antes de comerlos.

Una buena regla es comer tres bocados antes de agregar sal.

Para entonces, tus papilas gustativas estarán acostumbrados al sabor.

Al preparar los alimentos, también es bueno reducir la cantidad de sal que requiere la receta.

Dado que la sal se hace para mejorar el sabor, y no para crear uno, el recorte no debería afectar realmente el sabor del plato.

Por ejemplo, si una receta requiere una cucharada, intente disminuir a la mitad. Luego, la próxima vez, disminuyala a la mitad nuevamente.

Cuando vaya de compras, busque alimentos que no agreguen sal.

Muchos alimentos son naturalmente salados, por lo que agregar más durante el procesamiento es una exageración.

Comprobar etiquetas también es importante, ya que muchos alimentos contienen sal de la que no somos conscientes:

  • Comida congelada.
  • Carnes procesadas.
  • ​Snacks como Chips de papas.

Todas estas comidas son ricas en sodio. Las sopas preparadas también contienen sodio.

Es una buena idea hablar con su médico para que pueda darle la cantidad máxima de sodio que debe consumir a diario.

Esta guía ayudará a mantener las cosas bajo control.

Saborizar Con Hierbas.

|Sal y diabetes|

Otro truco es reemplazar la sal por completo con diferentes condimentos.

Las hierbas como la albahaca, el tomillo, el romero y la salvia son todas formas de mejorar el sabor sin sal.

Sal Y Diabetes - Tomillo

Lo más probable es que ni siquiera sepas que falta.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que algunas preparaciones de «condimentos» a base de hierbas también contienen mucha sal.

Si el sabor es lo suficientemente fuerte como para hacer que tomes mucho liquido, tu estómago puede vaciarse más rápidamente, lo que resultaría en un aumento más rápido de los niveles de azúcar en la sangre.

Ultimas Recomendaciones.

|Sal y diabetes|

Si no deseas condimentar con estas hierbas, intente con la sal marina natural.

La sal marina se produce de la evaporación del agua de mar y recibe poco o ningún procesamiento.

Esto significa que todos los minerales permanecen intactos llegando sin procesar a nuestros cuerpos.

Descubrirá que no necesitará tanto para lograr el mismo sabor, como lo haría con la sal regular.

Deja un comentario